Reglas de una mujer bonita parte #1

 Femeninas, con necesidades diferentes y tan propias que incluso llegan a tildarnos de “complicadas”. Error: somos únicas. Por eso, nuestros objetivos y mecanismos para culminarlos son tan exclusivos como sencillos.  

 Piensa en ti: No importa qué tan buena esposa, hija, madre, amiga, amante, estudiante, trabajadora seas; preocupada por el bienestar de quienes te rodean y por hacer felices a otros. Pero, toma momentos contigo misma, de soledad, de ocupar tu tiempo, energías y dinero en ti: eres tú el centro de tu universo, sin que esto te haga egoísta. Busca lo que quieres, no lo que los demás te piden que seas. La soledad momentánea es una buena consejera en momentos para reflexionar qué haces por ti, pero no te aísles , medita qué quieres para tu vida y qué es lo que realmente te gusta y te motiva a ser feliz. 

No seas machista: Ni tampoco una feminista extremista. Los hombres te tratan como dejas que te traten. Recuerda el dicho “con quien vives en amor dice mucho de cuanto te amas”.

Ojo con esto:

Mujer es delicadeza, más no ser inservible. No te sientas menospreciada si eres madre soltera, si no tienes suficiente dinero como para darte todos tus gustos o si eres la madre de un hijo con problemas: ante todo, eres un ser humano, no una estatua impenetrable.

 No busques la aprobación de los demás: No hagas tonterías solo para demostrar.. Rompe el molde y no trates de cambiar tu esencia solo para que te vean de diferente forma a lo que no eres!, solo aporta lo mejor de ti y atraerás personas a tu vida .No te traiciones a ti misma siendo lo que los demás quieren proyectar , sigue siempre tu corazón y ese instinto que nunca falla que te llevara a los mejores resultados para ser una mujer integra y extraordinariamente bonita. Dale buen uso a tus valores, respeta tu cuerpo, tu corazón, tu convicción, Si es lo que realmente quieres con el corazón, bienvenido sea, pero si tu visión es otra, toma el camino que elijas con responsabilidad de lo que conllevara.

  Ni mala ni santa: Ni ser mala está de moda ni ser una santurrona te asegurará un puesto al lado de San Pedro. Seguridad y confianza en cada paso que das, haciendo el bien sin mirar a quien pero siempre con el propósito de cumplir tus metas, que al fin de cuentas es lo que realmente importa. Ser un ángel endemoniado no te hace más fuerte; aprender a decir “no”, tener buena energía contigo misma y con los demás, saber perdonar, hacerte respetar y levantarte cuando caes, sí que te hace poderosa.

  El placer es tu problema: Eres tú la responsable de sentir placer y satisfacción plena cuando estás bajo las sábanas, sola o acompañada. Si tú debes ser la encargada de tus propios orgasmos, es un derecho propio de tu sexualidad y de ser mujer. Y si de polémicas se trata, no te sientas juzgada por tus inclinaciones sexuales. Importante, si no te sientes segura: nadie tiene derecho de tocarte si así no lo quieres. (esto incluye tu esposo) NO es NO y si no lo entiende tu compañero recuérdale que las violaciones llevan ese NO.

No vivas con un $ en la frente: Nada de venderte como un trozo de carne. No exponerte como quién una baratija. En el amor, en el sexo, en el trabajo y hasta con tus metas propias, siempre mantente firme en tus convicciones y en lo que crees que te hace mejor persona. ¿Tu novio ya no te quiere? No ruegues por amor. No estas feliz con tu pareja ? Avanza ¿En tu trabajo no te valoran ? Debes ser indispensable, no un estorbo, así que búscate uno nuevo en el que tus capacidades afloren al 100%.

 Se amable contigo: Una característica propia de nuestro género es ser muy duras con nuestro propio reflejo, y que se cuiden las que te rodean, porque a veces tu ponzoñosa lengua está lista para atacar. Nunca nos gusta lo que vemos frente al espejo, constantemente nos comparamos con cuanta mujer 90-60-90 se nos atraviesa, y cuando las malas pulgas habitan en nuestra vida, no tienes sino calificativos negativos para como te ves. Frases célebres como “hoy estoy gorda”, “me veo horrible”, “mi pelo es un desastre” “todo lo malo me pasa a mi” “el mundo conspira contra mi” “todos me odian”, son características cuando no encontramos nada mejor que hacer que criticarnos, y, en segunda instancia,  continuar con la vecina, la compañera de trabajo, la chica x…

  Sé vanidosa: Que la perfección estética no sea algo que te quite el sueño, definitivamente debes saber que la sensación de auto aceptación con nosotras mismas es clave para sentirte plena. Acéptalo y no te engañes: tú, como el resto de las mujeres, quieres verte bonita y reconocerte como tal. Arréglate a tu manera, como mejor te sientas cómoda, nadie tiene derecho a juzgarte si cuando caminas tienes la convicción de que eres tan hermosa como cualquiera. 

amazon


Gargantilla de piel de la marca Lucky, color plateado,


Sé irresistible: El acto de la conquista debe hacer parte de ti. Te da autonomía, te vuelve sexy, estratégica y poderosa. Tienes todo el equipo, solo debes saber cómo usarlo. Sexy del cerebro a los pies, del corazón hasta las palabras. Este acto de conquista no solo te hace ver más joven, sino más independiente y segura de ti misma.

Gracias por leerme Guapa.