NOS VEMOS EN LA TIERRA🌎

Deja un comentario Estándar

Dicen que antes de nacer, cuando decidimos venir a la Tierra a vivir la experiencia humana realizamos pactos entre conciencias amigas, colegas en la tarea de la evolución.

Cada uno selecciona las experiencias que desea vivir en esta encarnación. Tal vez aprender a través del desapego, de la soledad, de la observación, del estudio, el liderazgo, la pobreza. Explorar las relaciones, vivir la discapacidad, nacer en países o situaciones complejos, experimentar la humildad de dejarse cuidar, o de cuidar de otros… vivir el reto de la riqueza material aplicando criterios éticos.

Como se eligen las materias para matricularse en la universidad, se concretan las misiones, las interrelaciones, cada cual recibe su papel … y nacen.
¡Hay que ser valientes para venir a la Tierra sabiendo que venimos con todo olvidado, sin cartas marcadas!.

Algunas de estas almas se encontrarán desde su nacimiento; son los hermanos, la familia, esa gente tan próxima y que a veces nos hace daño y nos resulta tan ajena. A otros les corresponde ser compañeros de colegio, vecinos, mejores amigos, primeros amores, amigos en la universidad o en el trabajo.

Otros nos encontraremos ya adultos, ” por casualidad” aunque detrás de cada casualidad se teje un plan que no percibimos, aunque sea en las redes sociales. Con algunos apenas nos rozaremos: El médico que nos atiende en un accidente, el desconocido que nos ayuda en una situación difícil, el vecino insolente y ruidoso que nos hace ensayar la paciencia o la asertividad, que nos lleva al límite.

Nada es casual en ninguna vida. Hay libre albedrío. Nos hemos repartido los papeles, pero no hay guión.
Improvisamos. Cada uno crea sus propios diálogos y acciones, aprende las lecciones, toma iniciativas y asume responsabilidades y aprendizajes.

Tal vez merezca la pena pensar ¿Por qué ese jefe o compañero exigente, crítico y perfeccionista?¿ Y esas parejas sucesivas aprovechadas o abusadoras? ¿Y si lo que debes hacer es renunciar a trabajar en esa empresa y entrenar la iniciativa y el desapego?.

Difícil saber lo que venimos a resolver con cada persona… pero el alma lo sabe. Y nos susurra mensajes mediante la intuición. Esa intuición que tantos ignoramos.

No recordamos. Solo a veces intuímos un acuerdo para permanecer en grupo. Cada uno interviene en su propio desarrollo y en el de los demás.

En cada encarnación, cada vez que nos metemos en este uniforme de carne que es el cuerpo humano, venimos a agregar conocimientos a nuestra conciencia. Cada experiencia es personal, no comparable a la de nadie.
Algunas nos nutren, nos acarician y serenan. Todas nos enseñan.

Reconocerás a éstas personas en el transcurso de tu camino, miralas directamente al alma y diles : “Te reconozco. Gracias por respetar el trato”.

NOS VEMOS EN LA TIERRA De Conexión Evolutiva

CUANDO DEJAR IR?

Deja un comentario Estándar

Un día vas a una tienda y ves un par de zapatos fabulosos,
tan lindos,
tan altos,
tan brillantes,
tan coloridos,
tan diferentes.
Y pides tu talla pero resulta que no hay.
Así que te pruebas otro número,
uno más pequeño.
No es el tuyo pero quizá funcione.
Te miras al espejo y …
!wow¡
En realidad son los zapatos más bonitos que has tenido simplemente te encantan te ves genial y además están en rebaja.
Pero hay una sola cosita,
te aprietan.
No mucho,
sólo un poco.
Aún así,
decides llevarlos.
No te aprietan tanto y te gustan demasiado,
que pones en la balanza los pros y los contras y los compras.
El primer día los usas bien.
Tus pies terminan un poco cansados pero lo toleras.
Los días siguientes te aprieta y ya duelen tus dedos.
Pero los amas así que sigues usándolos…
Te ves fabulosa.
Pasan los días y ya tienes ampollas,
tus deditos apretados,
ya ni puedes caminar bien,
pero te gustan tanto que no quieres dejar de usarlos.
Hasta que un buen día tus pies dicen ‘ya no más.’
Y como el cuerpo es sabio (más que nosotros) tus pies se hinchan para que ya no puedas someterlos a la tortura de esos maravillosos zapatos.
Ya no te quedan.
No hay manera de que te entren los zapatos. Lo intentas,
los aflojas,
encoges el pie,
te los pones a medias y nada.
Lloras,
reniegas,
y nada.
Esos zapatos nunca fueron de tu talla.
Lo sabías.
Quisiste creer que a lo mejor con el tiempo cambiarían de talla,
se ajustarían a ti,
se amoldarían a tus pies.
Fingiste demasiado bien que no te apretaban, con la esperanza de que si no lo decías desaparecería el dolor de pies.
Y luego tienes dos opciones:
aferrarte a esos zapatos que no te quedan,
ni te quedaron nunca,
porque son tan bonitos,
te gustan tanto,
les tienes mucho apego…
Así que los guardas por si algún día te quedan (si sabes que tu pie no va a encoger por arte de magia?
Que quieres que te lastimen un poquito,
o mucho siempre podrás ponerte un curita o fingir que no te duele.
O dejarlos ir.
Les agradeces haber sido unos zapatos tan lindos para tí,
que te hicieron lucir fabulosa y los tiras o los regalas.
No te quedarán nunca y ya lo aceptaste.
El dolor de tus piecitos te enseñó que debes siempre comprar tu talla,
no otra.
Aprendiste que si te duele debes curar tu ampolla,
y dejar de hacer eso que te lastima.
Igual es el amor,
como los zapatos.
Si te aprieta o no te queda,
por más lindo que parezca,
no son para ti…

🦋

PORQUE SE LE GRITA A UNA PERSONA CUANDO SE ESTA ENOJADO???

Deja un comentario Estándar

Cuenta una Historia Tibetana, que un día un viejo sabio preguntó a sus seguidores lo siguiente: – ¿Por que la gente se grita cuando están enojados?

Los hombres pensaron unos momentos:
-Porque perdemos la calma – dijo uno – por eso gritamos.-

-Pero ¿por qué gritar cuando la otra persona está a tu lado? – preguntó el sabio – No es posible hablarle en voz baja? ¿Por qué gritas a una persona cuando estás enojado?

Los hombres dieron algunas otras respuestas pero ninguna de ellas satisfacía al sabio.

Finalmente él explicó:
-Cuando dos personas están enojadas, sus corazones se alejan mucho. Para cubrir esa distancia deben gritar, para poder escucharse. Mientras más enojados estén, más fuerte tendrán que gritar para escucharse uno a otro a través de esa gran distancia.

Luego el sabio continuó:
– ¿Qué sucede cuando dos personas se enamoran? Ellos no se gritan sino que se hablan suavemente ¿por qué? Sus corazones están muy cerca. La distancia entre ellos es muy pequeña.

El sabio sonrió y dijo:
– Cuando se enamoran más aún, qué sucede? No hablan, sólo susurran y se vuelven aun más cerca en su amor. Finalmente no necesitan siquiera susurrar, sólo se miran y eso es todo.
Así es cuan cerca están dos personas cuando se aman…

Luego dijo:
-Cuando discutan no dejen que sus corazones se alejen, no digan palabras que los distancien más, puede llegar un día en que la distancia sea tanta que no encuentren más el camino de regreso…

💋✍🏻

Si alguien te grita constantemente lo que hace es mostrar una tiranía emocional sobre ti. El objetivo de que alguien te grite es obtener una ventaja en la situación y los gritos son su medio desesperado para tener control sobre ti. Es realmente una forma de intimidación o acoso. Aunque los gritos pueden funcionar temporalmente, la sostenibilidad a largo plazo de los resultados no es buena. Gritar para conseguir que alguien haga algo es sin duda una forma tóxica de comunicación.Los gritos no son saludables en las relaciones de hecho rompe las comunicaciones y la cercanía de las personas.

Los gritos en las personas 

Las personas gritan porque sienten ira. La ira es como un ácido corrosivo que estropea cualquier recipiente en la que se vierte… si alguien está enfadado y grita, pueden ser muchas las razones por las que lo hace. La mayoría de la razones por las que alguien grita no lo justifica, por lo que es importante que la persona que recibe los gritos reaccione bien y no sea reactivo.

Si se es reactivo ante una situación de gritos, el descontrol estará asegurado. En este sentido, es importante entender porque la otra persona grita, ya que la mayoría de las veces es por una inestabilidad emocional… Y nada tiene que ver con el receptor de los gritos.

Gritar no es saludable

Gritar no es saludable para las relaciones y nunca tendrá nada positivo ni a corto ni a largo plazo. Una persona puede consentir que alguien grite para que deje de hacerlo y que todo vuelva a la normalidad, algo que suele ocurrir, pero el grito no cambia la mentalidad ni a corto ni a largo plazo. 

Por ejemplo, una madre que grita a sus hijos para que le hagan caso, puede provocar que sus hijos recojan en ese momento, pero no cambiará su forma de pensar en cuanto a que deben recoger sus juguetes cada día, la madre seguirá gritando y los niños no recogerán los juguetes sin gritos. Los niños aprenderán a recoger si han sido condicionados con un sistema de recompensa o consecuencias y reconocen la importancia y el valor de recoger sus juguetes.

Gritar es perjudicial para las relaciones. No es una forma constructiva de lidiar con una situación difícil, sin embargo, cada persona se involucra en gritar. Algunos más que otros… Debes ser consciente de tus propios gritos y comprender por qué algunas personas lo hacen de forma constante.

Por qué gritan las personas: posibles razones

Pobres habilidades de afrontamiento

Hay personas que grita como mecanismo de respuesta en situaciones difíciles. En realidad este mecanismo de respuesta o defensa no es una buena habilidad de afrontamiento y no tiene buenos resultados a largo plazo. 

Una persona es gritona porque ha aprendido a vivir así, necesitará ayuda para encontrar una mejor forma de regular sus emociones. Tener arrebatos emocionales y gritar a menudo no es saludable.

Pérdida de control

Una persona que grita puedes sentir desesperación al no tener control sobre la situación. Puedes sentir demasiada tensión por la situación que vive y las emocionesintensas está experimentando. Carecerá de habilidades de afrontamiento adecuadas para recuperar el control sobre la situación y su entorno, lo que provocará que grite para sentir que tiene el control, a pesar de que no es así.

Esto genera confusión en la persona que grita ya que lo hacen porque quieren sentir el control pero realmente se sienten absolutamente desbordados emocionalmente. Aunque en ocasiones pueden tener cierta sensación de control solo es algo temporal porque los problemas no se resuelven a base de gritos. 

Sentimientos de amenaza

Las personas que tienen un núcleo emocional muy sensible y quieren proteger ese núcleo se suelen convertir en acosadores. Cada vez que sienten que su núcleo emocional está siendo amenazado reaccionan de manera visceral. Gritar es una herramienta que utilizan siempre que sienten que una amenaza les acecha.

Tendencias agresivas

Hay personas que simplemente les sobra agresividad y gritan y agreden cuando se sienten alterados. Normalmente una pelea puede comenzar a gritos. Si alguien está gritando y no se conoce bien a esa persona hay que estar alerta porque la confrontación física puede ocurrir de manera inminente. 

Es importante evitar la reacción agresiva si alguien es agresivo porque es como echar gasolina al fuego de la ira… las cosas se pueden volver físicas e incluso, peligrosas.

Comportamiento aprendido

Hay quienes son personas que gritan porque en su hogar en la infancia se gritaba regularmente, es decir, los padres usaban el grito como una forma habitual de comunicación. Aprendieron a que cuando habían conflictos también se debían comunicar a gritos para que se les escuchase. 

No han aprendido las conductas de afrontamiento adecuadas cuando se enfrentan a conflictos y situaciones difíciles. Gritar siempre ha sido su reacción a situaciones en las que encuentran cualquier tipo de confusión.

Sentirse desatendido

También hay personas que gritan cuando están enfadadas porque sienten que de una forma u otra la otra persona a las que se dirigen no les está escuchando. Incluso pueden haber repetido su mensaje varias veces sin gritar, pero recurren a alzar la voz porque la ira que siente de que la otra persona no les atiende les resulta muy molesto. 

Este es a menudo el caso de gritar mientras la crianza de los hijos. Los padres sienten que sus hijos no escuchan, así que en lugar de repetirse continuamente, les gritan. El problema es que esto en realidad asusta a los niños. Gritar de rabia también es muy perjudicial para los niños y puede ser incluso igual de perjudicial que el abuso físico.

💪🏻🚺

Cuando te ames.

Deja un comentario Estándar

Te llamarán mujer de mal carácter, pero tú sabrás que es porque no te dejas de nadie.

Te llamarán difícil, pero tú sabrás que en realidad es porque tienes un pensamiento propio.

Te llamarán soberbia, pero tú sabrás que es dignidad.

Te llamarán insoportable, y tú sabrás que estás siendo auténtica.

Te llamarán egoísta, y tú sabrás que es respeto a tu persona.

Te llamarán ególatra, y tú sabrás que es amor propio.

Te llamarán hiriente, y tú sabrás que es tu imprudente sinceridad.

Te llamarán histérica, pero tú sabrás que es tu intensidad para defender lo que crees que es justo.

Te llamarán loca, pero tú sabrás que es valentía.

Te llamarán vanidosa, pero tú sabrás que es cariño a tu cuerpo.

Te llamarán p#t@, pero tú sabrás que es envidia.

Te llamarán creída, pero tú sabrás que es confianza en ti misma.

Te llamarán soñadora y tú sabrás que es tu inmensa fe en un poder más grande que todo.

Cuando te ames, te llamarán como sea, pero no dudarás de tí, porque tú sabrás quién eres y nada podrá ofenderte.

Eso es amor por tí.”

HAY QUE BUSCARSE UN AMANTE😉🤗

Deja un comentario Estándar

Muchas personas vienen a mi consultorio para decirme que están tristes o que tienen distintos síntomas como:

insomnio,
falta de voluntad,
pesimismo,
crisis de llanto ó
las más diversas enfermedades en todo el cuerpo.

Me cuentan que sus vidas transcurren de manera monótona
y sin expectativas,

que trabajan nada más que para subsistir y que no saben en qué ocupar su tiempo libre.

En fin, palabras más, palabras menos, están verdaderamente desesperanzadas.

Antes de contarme esto ya habían visitado otros consultorios en los que recibieron la condolencia de un diagnóstico seguro:

“Depresión” y la infaltable receta del antidepresivo de turno.

Entonces, después de que las escucho atentamente, les digo que no necesitan un antidepresivo.

que lo que realmente necesitan, ES UN AMANTE.

Es increíble ver la expresión de sus ojos cuando reciben mi veredicto.

Están las que piensan:

¡Cómo es posible que un profesional se despache alegremente con una sugerencia tan poco científica!.

Y también están las que escandalizadas se van y no vuelven nunca más.

A los que deciden quedarse y a las que no salen espantadas por el consejo, les doy la siguiente definición:

Amante es:

“Lo que nos apasiona”.

Lo que ocupa nuestro pensamiento antes de quedarnos dormidos y es también quien a veces, no nos deja dormir.

Nuestro amante es lo que nos vuelve distraídos frente al entorno.

Lo que nos deja saber que la vida tiene motivación y sentido.

A veces a nuestro amante lo encontramos en una pareja,

pero también solemos hallarlo:

en la literatura,

en la música,

en el cine,

en la fotografía,

en la política,

en el deporte,

en el trabajo cuando es vocacional,

en la necesidad de trascender espiritualmente,

en la amistad,

en la buena mesa,

en el estudio,

ó

en el obsesivo placer de un simple pasatiempo…

En fin, es “alguien” o “algo” que nos pone de “novios con la vida” y nos aparta del triste destino de durar.

Y que es durar?

Durar es tener miedo a vivir.

Es dedicarse a espiar como viven los demás, es tomarse la presión arterial todos los días,

es deambular por consultorios médicos,

tomar remedios multicolores,

alejarse de las risas,

es observar con decepción cada nueva arruga,

es cuidarnos del frío, del calor, de la humedad, del sol y de la lluvia.

Durar es postergar la posibilidad de disfrutar hoy todo el día,

esgrimiendo el incierto y frágil razonamiento de que quizás podamos hacerlo mañana.

Por favor no te empeñes en durar,

búscate un amante,

conviértete también TU un amante y un protagonista de la vida.

PIENSA QUE LO TRÁGICO NO ES MORIR, al fin y al cabo la muerte nunca se olvidó de nadie.

Lo trágico, ES NO ANIMARSE A VIVIR; mientras tanto y sin dudar, búscate un amante…

“Para estar contento, activo y sentirse feliz, hay que estar de NOVIO CON LA VIDA”.

JORGE BUCAY

Amor o tranquilidad?

Deja un comentario Imagen

Porque el amor, por mucho que nos digan, no siempre lo justifica todo. No si implica abandonarnos a nosotros mismos.

Resulta curioso como la mayoría de las personas seguimos teniendo como principal objetivo hallar a nuestra pareja perfecta. Cada vez más aplicaciones en dispositivos móviles para facilitar esas búsquedas. Buscamos y buscamos en este vasto océano sin haber hecho antes un viaje imprescindible: el del autoconocimiento.

El hecho de no haber realizado esta necesitada peregrinación por nuestro interior ahondando en vacíos y necesidades, hace que a veces acabemos eligiendo compañeros de viaje poco acertados. Relaciones efímeras que quedan inscritas en la soledad de nuestras almohadas, tan llenas ya de sueños rotos y lágrimas sofocadas. Tanto es así que son muchas las personas que pasan gran parte de su ciclo vital saltando de piedra en piedra, de corazón en corazón, almacenando decepciones, amarguras y tristes desencantos.

En medio de este escenario,  solo tenemos dos opciones: mirar hacia atrás o mirar hacia delante. Si lo hacemos de la mano de la experiencia y la sabiduría tomaremos el camino correcto: el del interior. Ahí donde poner en orden el laberinto de nuestras emociones para encontrar el preciado equilibrio.

El mejor estado de la vida es estar tranquilos

La tranquilidad no es ni mucho menos ausencia de emociones. Tampoco implica renuncia alguna al amor o a esa pasión que nos dignifica, esa que nos da alas y también raíces. La persona tranquila no evita ninguna de estas dimensiones, pero las ve desde esa perspectiva donde uno sabe muy bien dónde están los límites, dónde esa templanza que como un faro en la noche alumbra nuestra paz interior.

Vivimos en una cultura de masas donde se nos insta a buscar pareja como si de este modo pudiéramos alcanzár por fin la ansiada autorrealización. Frases como «cuando tenga novia asentará la cabeza» o «todas tus penas se aliviarán cuando encuentres a tu hombre ideal», no hacen más que anular de forma constante nuestra identidad para erigir una idealización absolutista y errónea del amor.

El mejor estado del ser humano no es pues amar hasta quedar anulado. No es darlo todo hasta que nuestros derechos vitales queden difuminados solo por ese miedo insondable a estar solos. El mejor estado es estar tranquilos, con una adecuada armonía interior donde no quede espacio para los vacíos, para los apegos desesperados o las idealizaciones imposibles.