Permítete transformarte tantas veces como necesites.

Cada nuevo nivel de vida nos exige una nueva versión de nosotros mismos.

Moraleja de la langosta.

La langosta es un crustáceo cuyo cuerpo es blando, pulposo y carnoso, su cuerpo blando y vulnerable está cubierto con un caparazón muy rígido. Resulta que la medida en que la langosta se va desarrollando y va creciendo no puede hacerlo, porque hay una limitante para crecer. Cual es el limitante? El caparazón. Es así como la langosta se esconde debajo de las piedras por un tiempo moderado para desprenderse de su caparazón el cual no le permite crecer. Y se esconde para protegerse de los predadores , en el tiempo que permanece escondida va desarrollando un nuevo caparazón y cuando esté lo suficientemente formado vuelve a salir al medio e inicia un nuevo periodo. Naturalmente sigue creciendo, periodo en el que se va sintiendo incómoda , experimenta mucho sufrimiento porque con el crecimiento; su cuerpo blando y carnoso se va expandiendo pero el caparazón se lo impide, causándole mucho dolor; es así así como tiene que volver a esconderse debajo de las piedras y crear un nuevo caparazón, mientras va creciendo va creando un nuevo caparazón; pero a la vez se va protegiendo.

Ahora te preguntaré, que pasaría si la langosta no se desprendiera de su caparazón? Imaginemos que en el mar existiera un médico de fauna marina y le aplicara un tipo de medicina a la langosta para que no sintiera dolor, lo más posible es que no crecería y quedaría allí adaptada a un medio cerrado y rígido. Sin sentir la necesidad de expandirse porque su dolor e inconformidad an sido expandidos.

Ahora relaciona la langosta con la vida misma. Cuando en los escenarios de nuestra cotidianidad encontramos personas que pueden tener la función de caparazón y quiénes a travez de las actitudes que nos han lastimado; como las injusticias, rechazo o cualquier tipo de abuso que nos brindaron la posibilidad de crecer y de transformarnos, fuimos empujados a dar paso a una nueva etapa llena de posibilidades y justo en ese momento en el que decidimos retirarnos de todo aquello que nos causaba daño nos dimos cuenta que todo forma parte del cumplimiento de un propósito para ayudarnos a crecer y aprender.

Recuerda que los sucesos que forman parte de tu vida solo te pertenecen a ti como parte de tu aprendizaje.

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Salir /  Cambiar )

Google photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google. Salir /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Salir /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Salir /  Cambiar )

Conectando a %s

A %d blogueros les gusta esto: