¿Quién es codependiente?

Deja un comentario Estándar

La codependencia concierne a toda persona que sacrifica su tiempo, su esfuerzo e incluso su dinero para resolver los problemas de otros o salvar a una pareja o amigo. Una persona que es codependiente tendrá tendencia a entrar en relaciones con personas que tienen muchos problemas afectivos, sociales, familiares o financieros. Por consiguiente, además, el codependiente tiende a ignorar los problemas de su propia vida.

Si usted vive con una persona dependiente de una droga como del trabajo, si está usted siempre listo a ir al rescate de un tercero sacrificando así su propio desarrollo, si usted se siente responsable de todos y de todo porque los otros no se sienten responsables de nada, entonces usted puede ser codependiente.

Concretamente, puede tratarse de un cónyuge, de los padres, de los hijos, de los amigos, de la familia, de los colegas de trabajo, de los médicos, de los terapeutas…

Signos y síntomas de la codependencia
• Tendencia a pensar solo en el bienestar del otro, sin tener en cuenta sus propias necesidades.

• Un sentido exagerado de responsabilidad por las acciones de otros.

• Tendencia a confundir amor y lástima, por lo tanto a “amar” a personas a las que pueden sentir lástima y rescatar.

• Tendencia a implicarse con individuos con problemas psicológicos o indisponibles en el plano emocional.

• Tendencia a hacer más de lo que corresponde, todo el tiempo.

• Tendencia a sentirse heridos cuando las personas no reconocen sus esfuerzos.

• Una dependencia insana a las relaciones. El codependiente hará todo para permanecer en la relación, para evitar sentimiento de abandono.

• Necesidad de aprobación y reconocimiento. Existencia que gira alrededor de las necesidades de su pareja y de su propia sed insaciable de amor, reconocimiento y aprobación.

• Necesidad compulsiva de controlar a otros. Existe un intento de regular los sentimientos internos propios a través del control de personas, conductas y situaciones.

• Falta de confianza en sí mismo o/y en otros.

• Dificultad para identificar sentimientos.

• Miedo de ser abandonados.

• Rigidez y dificultad para ajustarse al cambio,

• Problemas de intimidad y límites.

• Enojo crónico.

• Falta de confianza personal en toma de decisiones

• Dependencia en otros y miedo al abandono

• Tendencia a cuidar a “otros” o querer “componerlos”

• Confusión y sentido de insuficiencia.

• Hipersensibilidad a la crítica.

• Rigidez y necesidad de control.

• Búsqueda constante de aprobación y afirmación.

• Creencia de que otros causan o son responsables de sus emociones y elecciones.

• Aislamiento y miedo a las personas, resentimiento a figuras de autoridad.

• Dificultad para disfrutar.

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión /  Cambiar )

Google photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google. Cerrar sesión /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión /  Cambiar )

Conectando a %s